LOS ARAPILES

Con motivo de la Semana Napoleónica que se celebra en Ciudad Rodrigo y aprovechando el 209 aniversario de la histórica Batalla de Los Arapiles hemos querido hacer un recordatorio de lo que supuso la Guerra de la Independencia para Salamanca y su provincia.

Origen de Los Arapiles: La Guerra de la Independencia

Diversos hechos históricos desencadenaron esta guerra: el Tratado de Fontainebleau, firmado entre España y Francia en 1807, el Motín de Aranjuez en 1808 con la abdicación de Carlos IV en favor de su hijo Fernando y finalmente las Capitulaciones de Bayona que provocan que José Bonaparte sea rey de España.

Entre 1807 y 1814 la Península Ibérica se convirtió en escenario de las guerras napoleónicas. Una de las provincias que más sufrió estas contiendas fue Salamanca.

Salamanca en las Guerras Napoleónicas

La ciudad perdió 1/3 de su patrimonio histórico. Conventos como el de San Vicente (el más antiguo de la ciudad), San Cayetano o la Merced fueron utilizados como fuertes debido a su posición estratégica y volaron por los aires.

La Universidad perdió la mayoría de sus Colegios Universitarios: el Colegio Cuenca, el del Rey ( según las crónicas el mejor que había en la ciudad) o conventos como el de San Agustín, donde estaba enterrado Fray Luis de León. Por eso esta zona desolada acabó denominándose el Barrio de los Caídos.

.En la provincia tenemos que hablar de poblaciones como Fuentes de Oñoro, donde en mayo de 1811 el ejército de Wellington rechaza el ataque de los franceses comandados por el mariscal Massena. Fuenteguinaldo, donde Wellington establece su cuartel general en 1810. Tamames cuya batalla en 1809 fue una de las grandes victorias del ejército español sobre las tropas napoleónicas. Ciudad Rodrigo, donde el general Crawford perdió la vida, Alba de Tormes, su castillo fue clave para la épica defensa española frente al ejército francés. Arapiles donde se libró la batalla decisiva.

Mapa de la Batalla

Batalla de los Arapiles

El campo de batalla de los Arapiles está situado a 8 km de Salamanca. Sitio histórico donde tuvo lugar el 22 de julio de 1812 la también llamada Batalla de Salamanca que fue decisiva para ganar la guerra.

El ejército francés comandado por el mariscal Marmont sufrió la más absoluta de las derrotas frente al ejército aliado, compuesto por británicos, portugueses, alemanes y españoles y comandado por Lord Wellington.

Fue el mayor desastre sufrido por un ejército francés desde 1798 que evitó que Napoleón llevara a cabo la invasión de Portugal y fue el inicio del fin de la era napoleónica.

Para más información sobre esta batalla https://losarapiles.com/

Recreación de los Arapiles

Celebración de la victoria sobre el ejército napoleónico

La victoria se celebró en Salamanca con un Te Deum el 24 de julio, con una serie de homenajes a la Constitución de Cádiz, en la Plaza Mayor y en la Catedral, con varios días de fiesta en los que se corrieron novillos y hubo fuegos artificiales.

En los meses siguientes se produjo también el cambio institucional al sistema liberal, con la publicación y juramento de la Constitución y la formación de un ayuntamiento constitucional.

Se ganó la guerra pero Salamanca quedó desolada y las pérdidas arquitectónicas fueron irreemplazables. Un patrimonio desaparecido que perdura en la historia de la ciudad y que recientes excavaciones arqueológicas muestran a los visitantes.

Esto y mucho más te contaremos en nuestras visitas guiadas por la ciudad de Salamanca https://visitasguiadascastillayleon.es/salamanca/

!Anímate a acompañarnos!

Y si quieres conocernos un poco mejor https://visitasguiadascastillayleon.es/

¡Elige bien quien te guía!

Puede que también te guste...